6 Consejos para obtener un diseño de logo exitoso

Los logotipos de empresas están en todas partes: abres el refrigerador y ves un imán promocional de una marca local, empiezas a navegar en la web y ves logos de blogs, de sitios, marcas personales...

¡Están en todos lados! El momento en el que los ves recuerdas los productos que representan, sus comerciales, buenas experiencias de cliente que has tenido (o malas), pero a fin de cuentas los recuerdas. Un logo sirve esencialmente como una representación gráfica de tu compañía y organización, por lo que los negocios los utilizan usualmente en toda su comunicación: papelería, tarjetas, empaques, etc. ya que con esto van a reconocer a su empresa en el futuro.

 

El diseño de logotipos se ha vuelto una habilidad que lleva años de práctica dominarla. No solo es cualquier imagen al lado de tu nombre de marca. Es un elemento esencial en tu marca y es lo primero que verán tus clientes potenciales. El primer paso en la creación de un logo no es el diseño, si no qué es lo que buscas comunicar. Los siguientes son los mejores tips que puedes seguir para crear ese logo perfecto para tu empresa:

1. Contrata a un diseñador profesional o una agencia

Contratar a un diseñador no es un gasto, es una inversión. El resultado final será un logotipo que no tendrás que modificar a lo largo del tiempo, que será profesional desde el inicio y con el que tus clientes se podrán identificar más fácilmente. Usualmente cuando hay un presupuesto limitado, el dueño de la empresa tratará de diseñar su propio logo, pero difícilmente logrará capturar a detalle las características diferenciales de su marca. Si por alguna razón decides no optar por contratar un diseñador pensando que lo puedes hacer tú mismo, o pedirle a algún amigo que sea amateur en programas de diseño, solo conseguirás dañar tu imagen de marca desde el principio.

 

2. Encuentra la personalidad de tu marca

Antes de iniciar cualquier proceso de diseño, debes considerar las metas y valores que quieres comunicar con tu logo. Estudios de mercado de tu target, personalidad de tu segmento, características demográficas, la cultura de tu público meta... todos son factores importantes que deben ser inherentes a la imagen de marca. Lo que es atractivo para un adolescente probablemente no lo sería para un adulto mayor. Si tu negocio ofrece servicios profesionales tales como asesorías legales o consultas médicas, es necesario crear un logo que transmita el nivel de profesionalismo esperado por tu mercado meta. Olvídate del humor o de los gustos personales a la hora de comunicar tus ideales de empresa.

 

3.  Mantenlo simple

Puede que tu logo se vea muy bien en tarjetas de presentación, pero ¿Qué tal se ve en tus redes sociales y tu sitio web? Un buen diseño de logotipo se puede ajustar a cualquier medida, es sencillo, fácil y accesible para imprimir, además de memorable y único. Asegúrate de tener un logotipo que también se pueda reproducir en blanco y negro para aquellas copias de oficios que nunca faltan, para fax o documentos que no tengan una impresión a color. Así tu marca se podrá enfocar en todo el concepto comunicativo más que el color. Ninguna cantidad de efectos, degradados y sombras pueden salvar a un logo mal diseñado desde el principio.

 

4. Trabaja siempre con vectores

Los vectores son el secreto para un buen logo. Un logo efectivo funciona perfectamente con una gran variedad de medios y aplicaciones, por lo que los vectores son el mejor formato para trabajar tu marca. La ventaja es que se pueden utilizar, escalar y exportar en prácticamente cualquier soporte sin afectar la calidad. Ya sea que diseñes tu propio logo o contrates un profesional para hacerlo, asegúrate que sea hecho con vectores.

 

5. No sientas necesidad por seguir las modas

La industria del diseño, justo como cualquier otra industria tiene modas que van y vienen con el tiempo. Cuando se trata del diseño de tu logo, lo que es más redituable es que sea único. ¿Por qué no usar un diseño que sea exactamente lo que buscas comunicar en vez de copiar las modas u otros diseños? Aunque puede ser de ayuda estar al día con las modas de diseño, es de vital importancia mantenerse leal a la personalidad propia de tu marca.

 

6. Ya que tengas tu logo, no lo edites constantemente

A menos que seas Google o una gran compañía reconocida mundialmente que pueda darse el lujo de modificar su logo a voluntad, lo recomendable es que no lo hagas. Mientras tus clientes vean más tu logo, su capacidad para recordarlo y reconocerlo se va a incrementar gradualmente con el paso del tiempo. Un buen branding se trata de hacer las cosas consistentemente, así que plasma tu logo en cualquier oportunidad que tengas - cualquier papel en tu oficina, desde facturas hasta sobres o servilletas - debería mostrar tu imagen de marca.

 


¿Te ha gustado lo que has leído?
Comenta y compártelo con tus amigos
Te Puede Interesar:


BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates