¿Qué es la Proporción Áurea y como se aplica en Diseño?

La Proporción Áurea (o Número Áureo, o Divina Proporción, entre otras denominaciones), es una curiosa relación matemática presente en la naturaleza: en las nervaduras de las hojas, en el grosor de las ramas, en el caparazón de moluscos, en las1 semillas de los girasoles, en los cuernos de las cabras, incluso en el cuerpo humano. 

Aunque algunos diseñadores pasen por alto la temática de la proporción áurea la realidad es que a lo largo de la historia ha sido aplicada con éxito en múltiples proyectos, diseños, edificios, fotografía… etc.  Comprendiendo que la proporcionalidad ante el espectador es necesaria para obtener una visual con armonía.

En realidad se le ha asignado muchas definiciones y nombres como ya se menciono; El número de oro, el número dorado o número áureo, sección áurea, razón áurea, razón dorada, medida áurea o divina proporción. Representado por la letra griega Phi = 1,618034 en honor al escultor griego Fidias. Un número que posee muchas propiedades interesantes y a la vez emocionantes que fue descubierto en la antigüedad, no como una “unidad” sino como una relación o proporción.

 

Proporción áurea 

Si recordamos la historia en busca del concepto de divina proporción.  Leonardo Pisano, también conocido como Fibonacci, fue un famoso matemático de Italia  que se dedicó a divulgar  por Europa el sistema de numeración árabe (1, 2, 3…) con base decimal y con un valor nulo (el cero). Pero el gran descubrimiento de este matemático fue la Sucesión de Fibonacci que, posteriormente, dio lugar a la proporción áurea.

¿Qué es la Sucesión de Fibonacci?… Se trata de una serie numérica: 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, etc. Es una serie infinita en la que la suma de dos números consecutivos siempre da como resultado el siguiente número (1+1=2; 13+21=34). La relación que existe entre cada pareja de números consecutivos (es decir, si dividimos cada número entre su anterior) se aproxima al número áureo (1,618034).

 

 

Diseñar retículas con base en principios tan básicos como la regla de los tercios o la sección áurea no se traduce solamente en “hacer más bonito tu diseño”, sino en incrementar legibilidad de él. 

Desde la antigüedad el hombre ha estudiado o teorizado acerca de la estética, las proporciones, la belleza, la naturaleza o el cuerpo humano, todo parece estar hecho por patrones, y estos patrones podrían determinar si un elemento es o no, bello. Platón, Miguel Ángel o Leonardo han ido creando teorías que determinan que objetos, elementos, composiciones visuales, esculturas, etc que estén creados según determinados principios, determinan que sean más estéticos o cómodos a la vista, que utilizan un lenguaje visual “natural” que hacen que, ante nuestros ojos, parezcan mejores o más bonitos.

La proporción áurea es la fórmula que egipcios, griegos, romanos y demás civilizaciones avanzadas han venido utilizando como inspiración para las artes o la arquitectura, por ser la que rige ciertos patrones de la naturaleza. En resumen, se trata de un patrón basado en un rectángulo, el cual, circunscrito en si mismo se repite con unas proporciones determinadas hasta el infinito. A su vez, uniendo los vértices opuestos del cuadrado resultante con el arco de 1/4 de círculo, el resultado es una espiral. Este patrón, por increíble que parezca, rige el modo en que se proporciona prácticamente cualquier estructura existente en este universo, desde la cadena de ADN hasta una galaxia entera. La secuencia de Fibonacci y el canon de Vitrubio o Leonardo de Vinci vienen de aquí. 

espiral de oro

Pero entonces, cuando diseño ¿tengo que conocer de matemáticas? Típica pregunta en la carrera de diseño cuando empezábamos a estudiar estos temas… pues claro!… como hacían los grandes maestros que pasaban años estudiando anatomía, matemáticas, astronomía, etc etc.

El número áureo o de oro (también llamado razón extrema y media, razón áurea, razón dorada, media áurea, proporción áurea y divina proporción) representado por la letra griega φ (fi) (en minúscula) o Φ (fi) (en mayúscula), en honor al escultor griego Fidias, es un número irracional:

formula 1

También se representa con la letra griega Tau (Τ τ),3 por ser la primera letra de la raíz griega τομή, que significa acortar, aunque encontrarlo representado con la letra Fi (Φ,φ) es más común. El número áureo es el valor numérico de la proporción que guardan entre sí dos segmentos de recta a y b que cumplen la siguiente relación:

formula 2

Get Started Now With Shutterstock

Es durante el Renacimiento, cuando muchísimos artistas y arquitectos compusieron sus trabajos según la proporción Áurea, convencidos de que esta relación atribuía a las obras un carácter estético especial. El hombre de Vitrubio, dibujado por Leonardo Da Vinci y considerado un ideal de belleza, está proporcionado según el número áureo o incluso la mismísima Gioconda.

Para definir de una forma entendible el número áureo, podemos decir que, suponiendo que tengamos una cuerda recta y la dividamos en dos trozos uno grande y otro pequeño, la proporción resultante de dividir la cuerda completa entre el trozo grande es idéntica a la proporción resultante de dividir el trozo grande entre el pequeño. En ambos casos será 1,618, el número áureo. El ejemplo más cercano y curioso en el que encontraremos la proporción áurea es en las tarjetas de crédito. Si dividimos el ancho entre el alto de una tarjeta de crédito obtendremos el número áureo: 1,618 . 

 

Sir Theodore Cook describió una escala simple de divisiones áureas aplicable a la figura, que encaja sorprendentemente bien en las obras de algunos pintores, como Boticelli. Otro caso notable es el Modulor, de Le Corbusier, una escala áurea doble a partir de la altura de un hombre de 1,83 cm. convertida en sistema de medidas estándar para la construcción.

Boticelli

 

Como vemos la aplicación antropométrica, no solamente es aplicable a composiciones bidimensionales o en el plano, sino también tridimensionales o espaciales.

Pero no todo es historia, en el momento de crear una pieza de Comunicación visual, un diseño, un logotipo, incluso Apps o páginas web, debemos tener en cuenta estos patrones de composición, en el momento de crear las grillas constructivas o retículas, ya que vamos a disponer los elementos, y lo tenemos que hacer de manera armónica, para conseguir efectos estéticos y diseños equilibrados.

¿Cómo construimos un rectángulo áureo y qué relación tiene esto con la ley de tercios?

Cuando vemos teorías de composición, sobre todo en fotografía la ley de tercios… esas famosas rayitas verticales y horizontales que aparecen en tu teléfono y no sabes para que sirven… pues veamos:

1- Dibuja un rectángulo con los lados de la medidad de los números de la serie de Fibonacci.

rectangulo aureo 1

2- Lo dividimos siguiendo la serie numérica.

rectangulo aureo 2

3- Si unimos los vértices de todos los cuadrados resultantes interiores conseguimos una espiral más o menos como esta, es la Espiral de Oro.

rectangulo aureo 3

4- Ahora vamos a por la ley de tercios: Duplicamos la imagen anterior y hacemos un slip horizontal, con el resultado volvemos a duplicar y hacemos un slip vertical, obtenemos así 4 espirales de oro.

rectangulo aureo 4

5- Marcamos con rojo los centros de las espirales y… VOILÁ!!! Ahí tenemos los tercios.

rectangulo aureo 5

 

De este modo nos aseguramos que cuando hacemos una foto y ubicamos los elementos más importantes de la composición en estas intersecciones, conseguiremos más o menos una imagen proporcional… “Si colocamos los elementos principales del diseño en una de las líneas que dividen la sección áurea, se consigue el equilibrio entre estos elementos y el resto del diseño.”

fotografia aurea

 

Actualmente y gracias a un genial estudio de la gente de brandemia.org podemos ver como infinidad de logotipos muy conocidos, están construidos según la divina proporción.

A continuación unos ejemplos. Acerca del logo de Apple hay teorías que desmienten que sea áureo.

apple_logo_golden_ratio

toyota_logo_golden_ratio

 

icloud_logo_golden_ratio

 

Hay que destacar que el logo de Twitter, no sólo responde a proporciones áureas sino también su aplicación web.

 

Bueno, puedes ver que el tema de la composición y el diseño es no sólo apasionante, sino que muy serio e incluso exacto, cercano a la ciencia, así que la próxima vez que algún cliente pida un dibujito, mandalos a leer este post para que la gente empiece a ver que diseñar es mucho más que eso, es arte, es creación, es estética y es incluso ciencia…

 


Te gusto este artículo? Tu opinión es muy importante para nosotros.
Comenta y Compártelo.

Relacionado:


BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates