Todo lo que debes saber sobre la impresión Offset

Todo lo que debes saber sobre la impresión Offset

 

Durante nuestras carreras, nos topamos con materias que de vez en cuando resulta algo cuestionable acerca de su utilidad dentro del ejercicio profesional de nuestra profesión. Ese cuestionamiento puede venir explicado por una cuestión cultural dentro de la academia, es decir, estigmatizada por gran parte del estudiante, predisponiéndonos de manera poco receptiva ante los contenidos que en éste se imparten.

Así pues, otra cuestión puede ser por razones prácticas, es decir, por el hecho de no encontrarla dentro de nuestro marco práctico a nivel académico y en ese sentido, mucho menos en el plano del ejercicio profesional.

 

A todas estas, es necesario tener en cuenta una cosa, las cosas funcionan de una determinada manera por alguna razón y es que todo sucede por algo, nada es pasivo dentro de nuestra vida y en ese sentido (y para este caso), nada es pasivo dentro del continuo de nuestra formación académica. Por esa razón, el presente artículo se escribe motivado a dar cuenta de la denominada Pre-impresión en cuanto a su utilidad e importancia, exponiendo cuáles son sus funciones de manera breve y general.

Expondremos algunas consideraciones acerca de sus directrices y etapas dentro del área del diseño gráfico.

 

¿Qué es la impresión Offset?

La impresión offset es un método de reproducción de documentos e imágenes sobre papel, o materiales similares, que consiste en aplicar una tinta, generalmente oleosa, sobre una plancha metálica, compuesta generalmente de una aleación de aluminio. Se basa en el principio de que el agua y el aceite no se pueden mezclar. La plancha se impregna de la tinta en las zonas donde hay un compuesto hidrófobo (también conocido como oleófilo, que repele el agua), el resto de la plancha se moja con agua para que repela la tinta. La imagen o el texto se transfiere por presión a una mantilla de caucho, para pasarla, finalmente, al papel por presión.

Es precisamente esta característica la que confiere una calidad excepcional a este tipo de impresión, puesto que el recubrimiento de caucho del rodillo de impresión es capaz de impregnar, con la tinta que lleva adherida, superficies con rugosidades o texturas irregulares. Obviamente esto es debido a las propiedades elásticas del caucho que no presentan los rodillos metálicos.

 

La prensa se denomina offset (del inglés, indirecto) porque el diseño se transfiere de la plancha de impresión al rodillo de goma, antes de producir la impresión sobre el papel. Este término se generó por contraposición al sistema dominante anterior que fue la litografía, en el que la tinta pasaba directamente al papel.

A continuación, consideraremos el modo de color y es que por lo general, los diseñadores tienden a trabajar sus maquetas bajo un formato de color del tipo RGB, colores utilizados para tener una visualización a través de las pantallas de sus equipos de trabajo.

 

¿Cuál es problema de emplear este formato de color?

Durante las directrices que responden a la elaboración de maquetas podría no existir ningún problema. No obstante, el producto final podría verse comprometido con el uso del formato RGB, aunque claro, esto es casualidad y es que para efectos prácticos, se propone el formato de color CMYK, el cual garantiza en un 100% una gama de colores apta para la impresión y en ese sentido, deben considerarse varios aspectos.

Puede emplearse el formato RGB para realizar todos los trabajos pertinentes al diseño de la maqueta, pero al instante de realizar la impresión, es recomendable adoptar la maqueta el formato CMYK.

 

Los sangrados resultan otro aspecto imprescindible dentro del marco de los diseños y es que gracias a los sangrados, elaboramos nuestro trabajo sobre la base de un margen de tolerancia en cuanto a sus bordes, permitiéndonos dar cara a ese posible margen de error presente en la impresión de nuestro producto. En lo que se refiere a la acción, es necesario entonces sobrepasar la línea de corte al menos unos 2mm de distancia, para obtener una impresión libre de esas rayas blancas que distorsionan los bordes de nuestra maqueta.

Los márgenes son otro punto a considerar al momento de lidiar con las demandas de nuestros clientes, sobre todo cuando llega el momento en el que éste decide adoptar un texto que sobrepasará los márgenes de tolerancia de nuestros márgenes. Lo más recomendable ante esta situación es introducir un margen de por lo menos 7mm, aumentando así nuestro margen de tolerancia ante la topografía que nuestro cliente exige. Se trata de estar prevenidos ante lo que frecuentemente nos toca la puerta de una manera tediosa.

 

La resolución de nuestros archivos debe ser un punto a tratar

Get Started Now With Shutterstock

Se trata de la reducción o ampliación de las imágenes. Éstas pueden costarnos calidad, tiempo y definición, por tanto, es recomendable usar programas de edición de imagen, los cuales contemplen la función de reducción o ampliación e imágenes.

Una buena medida para el formato de nuestras imágenes resulta la conversión en PDF. Y es que este formato nos garantiza una buena relación entre nuestro trabajo y el producto final, lo cual, sin duda alguna, debería contemplarse dentro del mismo plano.

 

La sobreimpresión involuntaria es un dolor de cabeza dentro de la elaboración de nuevos diseños y nuestra mejor solución es el uso de programas que nos permitan apreciar nuestras maquetas desde un plano de opciones que excluyan a la sobreimpresión de nuestras opciones, asegurándonos de realizarla cuando realmente sea el caso.


¿Te ha gustado lo que has leido?
Comenta y compartelo con tus amigos
Te Puede Interesar:

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates