Todo lo que necesitas saber para elegir una “Tableta Gráfica” y como configurarla

Una tableta gráfica es un dispositivo compuesto por un lápiz y una superficie sensible, que transmite todos los movimientos del lápiz a la computadora, permitiéndonos manejar el cursor en la pantalla.

Es una herramienta indispensable para todo diseñador, ya que aumenta su velocidad de trabajo y de creación.

Explorar los límites del diseño gráfico en cualquiera de sus ámbitos nos hace querer ir más allá. Y una vez que hayamos diseñado en las situaciones más extrañas, buscamos la comodidad. La comodidad se reduce en los menos obstáculos posibles para dibujar. El teclado y ratón limitan un poco la creatividad a unos clics. Es por ello que necesitamos a veces de una Tableta Gráfica para trabajar.

 

La tableta gráfica es un elemento muy usado. Es una extensión del dibujo a mano alzada. Pero no siempre es una experiencia positiva. A veces compramos algo barato y nos decepciona su textura, sensibilidad y la complejidad del bolígrafo. También el hecho de un área de dibujo un poco pequeña. Pero casi todo dependerá del precio. Y digo casi todo, porque en este artículo vamos a buscar buen precio y la mayor calidad para elegir una buena tableta gráfica sin necesidad de hipotecarte por ello.

En este caso no se trata como en otras ocasiones de software. Las características principales que debe tener una tableta gráfica: Tamaño, Área, Presión del lápiz, fluidez y resolución entre otras. Así, una vez que decidamos adquirir una, sepamos cuáles son los puntos a tener en cuenta para decantarnos.

El tamaño importa

Si el tamaño de la tableta gráfica es mayor, realizará más funciones y tendrá mayores posibilidades. Esto se deberá al espacio que tenemos en ella. Es cierto que cuánto más aumenta su tamaño también lo hace su coste, es por ello que valoraremos nuestro trabajo y la importancia de éste para decidirnos por una u otra.

Ten en cuenta que, si tu trabajo requiere de realizar viajes, ya sea por avión, trenes o en coche, una tableta gráfica con un tamaño notorio quizás no sea lo adecuado. En este caso una tableta gráfica Intuos S puede ajustarse mejor a las necesidades. La Intuos S es una tableta gráfica sencilla, de las más pequeñas del mercado, lo cual es fácil para transportarla y con unas funciones mínimas. Esto no quiere decir que no tenga posibilidades, ya sabemos que las herramientas no lo son todo y lo más importante es la dedicación y el esfuerzo.

 

Si tus herramientas de trabajo se van a usar en una oficina o en tu casa y tratas de realizar grandes proyectos una tableta gráfica de mayor tamaño y con una pantalla integrada te resultará muy útil. Así trabajarás directamente con el proyecto sin necesitar buscar los resultados en una pantalla externa. La gama Cintiq de Wacom o GT de Huion son idóneas para ello. Dependerá del poder adquisitivo de cada uno el modelo a adquirir.

Si incurrimos en su precio, vamos a ver cómo puede pasar de los USD$100 a más de USD$2000. Una Wacom Intuos S es un modelo sencillo o de la gama Huion, la tableta 1060 de alrededor de USD$150 puede valer como primera opción. En el caso de necesitar una más potente y grande el modelo Wacom Cintiq con un precio bastante superior puede ser la solución. Este modelo, se suele ver en grandes diseñadores, tatuadores y oficinas de prestigio con trabajos de gran escala.

 

El Área de trabajo activo de la tablet

A veces puede engañar una tableta gráfica con gran tamaño. Y es que a simple vista puede gustarnos su aspecto, pero cuando desembalamos y ajustamos a nuestro ordenador, nos damos cuenta que algo no es tan bonito como parecía. Y antes de ello, vamos a ver su tamaño real de trabajo. Unas por los botones, otras quizás, por la calidad del hardware, limitan el tamaño de su área. Para comprobar unas y otras, antes podemos fijarnos en las especificaciones.

El área de trabajo útil no es igual al tamaño real de la tableta gráfica. Solo podremos dibujar en la zona indicada. Para saber la zona que tenemos de dibujo podemos observar unas líneas (continuas o discontinuas) que cierran el área.

Área activa

  • Small: 152 x 95 mm
  • Medium: 216 x 135 mm

Estas medidas son las que vamos a comparar unas con otras. Sobretodo habrá que fijarse bien en Área activa.

 

Nivel de presión

Cuanta más alta sea la sensibilidad de la presión, mejor podrás controlar el grosor de las líneas que dibujas según lo fuerte que presiones el lápiz sobre la superficie de la tableta. Este punto es importante porque necesitarás saber cuántos puntos de presión tiene cada tableta gráfica.

Las tabletas gráficas más recomendadas tienen, normalmente, 2048 niveles de presión. Este número será óptimo en su utilización, aunque en algunos modelos ofrecen más niveles de presión, estos no te darán una gran diferencia. Puesto que, si encuentras algún modelo con más niveles, no decantes tu balanza por ellos.

 

Botones

Los botones no son más que un atajo para dar más velocidad a nuestro trabajo. Realmente son muy útiles, pero no todas lo tienen. Como anteriormente hemos dicho dependiendo del trabajo los vas a necesitar o serán un lujo del que puedes prescindir. Todo depende del uso que le des. Pero, aunque nuestro trabajo y presupuesto sea limitado, debemos considerar incluir siempre botones.

Imagina tu trabajo, donde deberás recortar ciertas partes, pegar en otras, a veces sin perder de vista la pantalla. En este caso, tocar la combinación ‘Control + C’ u otro tipo de combinaciones más complejas, extrañarás los botones esos que deberías tener. Esta característica creo que es importante en ahorro de tiempo y posibles equívocos.

 

Resolución

Esta característica es la capacidad de trazos que puedes ejecutar por pulgadas. Es decir, si puedes dibujar 10 líneas por pulgadas, la resolución será más amplia que si fuesen 5. La mayoría de tabletas gráficas pequeñas presentan una resolución de 2.540 lpi, mientras que las mejores tabletas gráficas alcanzan el doble: 5.080 lpi. Ambas son más que suficientes para llegar a cotas de detalle profesional.

 

Fluidez

En este apartado vendrá bien comprobar la velocidad a través de video-reviews. Puesto que por muchas características y números que te den, si no lo ves, no sabrás con exactitud si es cierto. Los videos enseñarán el manejo del pincel en tiempo real y veremos cómo se comporta. Esto no es más que la capacidad de enviar datos al ordenador. Lo que es lo mismo, mientras tú dibujas en la tableta gráfica lo rápido que se va a visualizar el trabajo en la pantalla. Lo natural sería que fuese instantáneo, pero a veces no es así.

 

Otras características

Los pequeños detalles también marcan la diferencia, aunque a veces no lo queramos. La ergonomía de la tableta y el lápiz. Cuando eres zurdo, créeme que esto es importante. Esta característica viene reflejada en las especificaciones de la tableta, solo da la vuelta a la tableta.

También la inclusión de un guante de dos dedos para no entorpecer la marcha de trabajo mientras dibujamos. Este complemento suele venir en productos de más alta gama, pero también podremos comprarlo por nuestra cuenta. La conexión Bluetooth o por cable. Y también, si el lápiz óptico lleva pilas.

En el siguiente link te recomendamos las mejores Tabletas Gráficas que existen en el mercado.

 

¿Cómo Configurar una Tableta Gráfica?

Puede que nada más conectar la tableta a tu ordenador ya hayas visto que funciona. Sin embargo, que funcione no significará que esté bien configurada. Normalmente, si no la configuras solo actuará como un ratón, y no detectará la presión, que es una de las mayores ventajas que nos ofrece una tableta gráfica.

1. Instala los Controladores o Drivers Adecuados

Para empezar lo primero que deberás hacer es instalar los controladores o drivers de tu modelo de tableta. En algunas los encontrarás directamente en un CD o DVD adjunto, pero normalmente la mayoría ya te redirigen a su propia página web para descargártelos. Así pues, si tu tableta no dispone de ningún CD o DVD que contenga los drivers, deberás ir a la página web oficial de tu marca y descargártelos.

Fíjate bien, deberás buscar los drivers que sean específicos para tu modelo, y también serán diferentes dependiendo del sistema operativo que tengas instalado en tu ordenador.

Una vez instalados, recuerda que será recomendable reiniciar tu computadora para que se carguen correctamente.

 

2. Configura los Botones de la Tableta

Ahora que nuestro ordenador ya reconoce al 100% nuestra tableta gráfica, es hora de configurarla a nuestro gusto. Ve al Panel de Control de tu ordenador para poder configurar todos sus botones y opciones. Pese a que dependiendo de la tableta y del sistema operativo que uses podrá cambiar un poco, usualmente encontrarás entre las opciones del panel de control un icono con el nombre o la marca de tu tableta o, en su defecto, un icono que diga Lápiz y entrada táctil.

 

Dentro de este menú podrás configurar qué quieres que haga cada botón de la tableta y el lápiz, la sensibilidad del propio lápiz y algunas opciones más, para que funcione completamente a tu gusto. También podrás encontrar una pestaña para configurar la tableta en ciertos programas que tengas instalados, como por ejemplo Photoshop. Así podrás hacer que los botones de tu tableta hagan cosas específicas dentro del propio programa.

 

3. Configura la Tableta en Photoshop

Finalmente, también será interesante configurar nuestra tableta dentro del programa donde vayamos a usarla. Photoshop, por ejemplo, tiene algunas opciones que solo podremos activar si estamos usando una tableta gráfica.

Si nos vamos a la herramienta Pincel, o a otras herramientas que también utilicen pinceles, como el Tampón de clonar o el Pincel corrector veremos en el menú superior tres iconos que podremos activar o desactivar, para aprovechar las funciones de nuestra tableta al máximo. Podremos activar solo uno, una combinación de dos, o los tres, dependiendo del efecto que queramos conseguir.

  1. Tamaño por presión: Si activamos esta opción, cuanta menos presión ejerzamos con el boli sobre la tableta, más fino será el trazo que dibujemos con el pincel; y viceversa, cuanta más presión ejerzamos, más grande se hará el pincel.
  2. Opacidad por presión: Si activamos esta opción, cuanta menos presión ejerzamos con el boli sobre la tableta, más transparente será el trazo que dibujemos con el pincel; y viceversa, cuanta más presión ejerzamos, más opaco será.
  3. Flujo por presión: Si activamos esta opción, cuanta menos presión ejerzamos con el boli sobre la tableta, menos flujo tendrá el pincel; y viceversa, cuanta más presión ejerzamos, más flujo tendrá.

También puedes configurar el tamaño máximo y mínimo, así como la opacidad y el flujo máximo y mínimo en los Ajustes de pincel, para ajustar este efecto completamente a tu gusto y tus necesidades. Para configurarlo deberás entrar dentro de cada una de las opciones y seleccionar en el desplegable Control la opción Presión de la pluma. Aquí también podrías configurar la inclinación del bolígrafo si tu tableta dispone de esta opción.

Esperamos que todo lo mencionado sea de ayuda para todos nuestros compañeros creativos, no dudes en comentarnos tus opiniones o tips, con respecto a este artículo.


Te gusto este artículo? Tu opinión es muy importante para nosotros.
Comenta y Compártelo.

Relacionado:

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates